AFORISMO 204

“Defraudes etimológicos: el aboga-do y la acción infinitiva de aboga-r”.

P.D.: El vocablo abogado proviene del latín ad auxilium vocatus (el llamado para auxiliar), y en mil y miles de escenarios, el abogado ni auxilia, ni socorre, ni protege, ni ayuda, ni asiste, ni apoya, ni ABOGA! …cual debiera ser su verdadero menester misional.

Grégory Alfonso García Morán. GrégAlfGM. Pensador-Intelectual-Médico-Educador-Historiador-Divulgador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s